PROTOCOLO ESPECÍFICO SOBRE PORTACIÓN Y USO DE ARMAS
LEY 20813 del 2015
 
Todos los protocolos específicos o individuales que regulen el accionar de los estudiantes fuera y dentro del establecimiento, se encuentran bajo el marco general del

Reglamento de Convivencia Escolar.

El colegio Polivalente El Alborada vela por la integridad física y psicilogicas de sus alumnos y el resto de  la comunidad educativa y determina las medidas a seguir según la normativa que corresponde a cada momento y situación de la convivencia escolar. 

Según la Ley 20.813 del 2015, que trata sobre el uso y porte de armas, se entiende por tal:
El ingreso en el colegio con armas corto-punzante, incendiario y/o explosivo e instrumentos que sirvan para agredirse a sí mismo o a terceros.
 
Señala las siguientes medidas  y procedimientos sustentados en los valores que defienden la vida, el respeto por el otro, el cuidado del ambiente,  una convivencia sana, pacífica, segura y libre.
 
Texto legal: 
 
 La ley 17.798 “Ninguna persona podrá poseer, tener o portar artefactos fabricados sobre la base de gases asfixiantes, paralizantes o venenosos, de sustancias corrosivas o de metal, que por la expansión producen esquirlas, ni los implementos destinados a su lanzamiento o activación, ni poseer, tener o portar bambas o artefactos explosivos o incendiario.”
 
Todo el personal se encuentra implicado en la aplicación de esta ley.
 
1. ANTE UN INCIDENTE DE PORTACIÓN O USO DE ARMAS 
 

  1. Toda situación colectiva o individual relacionada con sospecha razonable, de uso o portación de armas, será comunicado de forma inmediata y en primer lugar a Convivencia Escolar, Inspectoría General, a la Dirección, luego  a las autoridades policiales y a los padres o apoderados  con la justificación y la solicitud de su colaboración.
  2. Todo incidente de portación o uso de armas en el colegio debe de forma inmediata ser comunicada a las autoridades de la institución, a los padres o apoderados y a las autoridades policiales o judiciales correspondientes.
  3. En ningún momento se harán requisas sobre el cuerpo de los y las estudiantes. En caso de sospecha razonable, donde se requiera una requisa personal, se solicitará la colaboración de las autoridades policiales.
  4. En el caso de que el incidente implique la entrega del arma, las autoridades del centro tomarán las previsiones para la custodia y manipulación adecuada del arma que no ponga en peligro a ningún miembro de la comunidad educativa.
  5. De acuerdo con las circunstancias y de ser posible con la asesoría policial, se puede proceder a la evacuación parcial o total de instalaciones de acuerdo con los procedimientos de evacuación aplicables a otras situaciones de riesgo o emergencia.
  6. En cada caso, se debe hacer una valoración cuidadosa de la gravedad del incidente y proceder de acuerdo con el mismo, en el entendido de que las autoridades del centro deben actuar con sentido común y velar por la integridad de la miembros de la comunidad educativa, sin sustituir funciones policiales o de otra naturaleza, para lo cual se deberán mantener contactos directos personales con los funcionarios policiales, médicos, judiciales de la comunidad de manera que pueda existir una respuesta inmediata de apoyo o auxilio.
  7. De todas las situaciones se levantarán actas y en particular los padres o apoderados deberán ser informados inmediatamente. En el caso de estudiantes involucrados se procurara manejar las situaciones con la mayor discrecionalidad posible, bajo los principios de privacidad y confidencialidad. El informe detallado del evento deberá ser comunicado a los padres o apoderados de los estudiantes involucrados  y a las autoridades competentes. 
  8. Se deberá dar atención psicosocial a los estudiantes involucrados en la situación, según recomendaciones del Encargado de Convivencia Escolar.

 
2. ACCIONES A SEGUIR
 
Todo incidente de uso o portación de armas, de acuerdo con la gravedad del mismo implica seguir las acciones que se detallan, como asimismo aquellas específicas que se encuentran establecidas en el Reglamento de Convivencia Escolar y en la ley Aula Segura:
 

  1. La comunicación inmediata a Inspectoría General, Convivencia Escolar y Dirección del Colegio.
  2. La intervención del profesor Jefe y Coordinador de Convivencia Escolar, si se encuentran presentes.
  3. La comunicación y solicitud inmediata a los padres o encargados para que se presenten al colegio.
  4. La denuncia al 133 o plan cuadrante, solicitando apoyo policial, y según el caso, paramédico, bomberos o apoyo de cualquier otra índole.
  5. La evacuación parcial o total si fuera necesario, y la custodia del arma si ésta fuera entregada.
  6. La requisa del arma y toda acción de esa naturaleza, ante situaciones de violencia por uso de armas, la debe realizar la autoridad policial.
  7. El levantamiento de actas detallando la situación, bajo responsabilidad de la dirección.
  8. El establecimiento de las denuncias del caso y aplicación de los procedimientos correspondientes, serán tomadas de acuerdo a la gravedad del mismo.
  9. Derivación a orientación para iniciar apoyo y  seguimiento de los involucrados.